Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ramón González Daher y su hijo seguirán preso

El Tribunal de Apelaciones de la Cuarta Sala decidió hoy que Ramón González Daher y su hijo, Fernando González Karjallo, procesados por usura y lavado de dinero, sigan presos en la cárcel, desestimando así el pedido de la defensa del exdirigente deportivo, que pidió arresto domiciliario.

El exdirigente de Sportivo Luqueño, el Comité Olímpico Paraguayo y la Asociación Paraguaya de Fútbol, así como su hijo, se encuentran detenidos desde el pasado 15 de noviembre por disposición del juez Humberto Otazú en el marco de una causa abierta por usura y lavado de dinero. Guardan reclusión en la Agrupación Especializada.

La decisión fue tomada este viernes por el Tribunal de Apelaciones, informó Marcia Ferreira, periodista de ABC Color.

El exdirigente de Sportivo Luqueño, el Comité Olímpico Paraguayo y la Asociación Paraguaya de Fútbol, así como su hijo, se encuentran detenidos desde el pasado 15 de noviembre por disposición del juez Humberto Otazú en el marco de una causa abierta por usura y lavado de dinero.

Padre e hijo denunciaban a sus víctimas ante la fiscalía por estafa y de esta forma les “apretaban” para quedarse con sus bienes. Hay más de 200 denuncias, según revela la imputación contra ambos.

El magistrado Arias explicó en conversación con ABC Color que se tomó la decisión porque se consideró el pedido de Fiscalía, que alertó sobre la peligrosidad de una posible influencia de estos dos poderosos políticos en la investigación si es que cumplían arresto domiciliario.

PUBLICIDAD

Además, González Daher se habría negado a declarar en el juicio abierto contra una de las víctimas de sus préstamos usurarios. Se trata del ingeniero Eladio Miguel Britos Villalba, cuyo juicio inició el pasado lunes.

Britos Villalba adquirió un préstamo de G. 200 millones de Roberto Garcete, compadre de González Daher y dirigente del club Resistencia de la Chacarita y la APF. Un año después pagó G. 400 millones y aún así le quitaron la casa.

Con la promesa de devolverle la propiedad, a Britos le hicieron firmas cheques por más de G. 500 millones que quedaron en manos de González Daher.

El exdirigente fue fotografiado con un teléfono celular dentro de la cárcel. Fuentes a las que accedió ABC Color indicaron que de esta manera sigue controlando sus “préstamos”.

Documentos judiciales revelan que Ramón González Daher, imputado por lavado de dinero y usura, podía mover hasta US$ 2.500.000 por día en préstamos usurarios. Sus movimientos de caudales aparecen en expedientes desde hace casi una década, sin embargo, el sistema financiero e instituciones de control lo dejaron operar.

Padre e hijo denunciaban a sus víctimas ante la fiscalía por estafa y de esta forma les “apretaban” para quedarse con sus bienes. Hay más de 200 denuncias, según revela la imputación contra ambos.

Publicidad

El magistrado Arias explicó en conversación con ABC Color que se tomó la decisión porque se consideró el pedido de Fiscalía, que alertó sobre la peligrosidad de una posible influencia de estos dos poderosos políticos en la investigación si es que cumplían arresto domiciliario.

Además, González Daher se habría negado a declarar en el juicio abierto contra una de las víctimas de sus préstamos usurarios. Se trata del ingeniero Eladio Miguel Britos Villalba, cuyo juicio inició el pasado lunes.

Britos Villalba adquirió un préstamo de G. 200 millones de Roberto Garcete, compadre de González Daher y dirigente del club Resistencia de la Chacarita y la APF. Un año después pagó G. 400 millones y aún así le quitaron la casa.

Con la promesa de devolverle la propiedad, a Britos le hicieron firmar cheques por más de G. 500 millones que quedaron en manos de González Daher.

El exdirigente fue fotografiado con un teléfono celular dentro de la cárcel. Fuentes a las que accedió ABC Color indicaron que de esta manera sigue controlando sus “préstamos”.

Documentos judiciales revelan que Ramón González Daher, imputado por lavado de dinero y usura, podía mover hasta US$ 2.500.000 por día en préstamos usurarios. Sus movimientos de caudales aparecen en expedientes desde hace casi una década, sin embargo, el sistema financiero e instituciones de control lo dejaron operar.

Fuente: Abc Color.

Deja un comentario